UJIER : una novela de Una historia de servicio, unción y tentación. part2

Hora cero y estamos entrando al estadio, y entre tantas caras desconocida la primera que reconozco es la mas particular de mi congregación, la dama de los sombreros, es tan misteriosa como la viuda negra solo que esta tiene marido el cual nunca se a dejado ver, “solo es coincidencia…” Varios autos de lujo todo negro como sus atuendos y cabello, su glamour y belleza es un espectáculo, no despierta un solo sentimiento impuro, aunque es la típica pesadilla de las pastoras y las hermanas casadas. Es como si en las congregaciones no se permitieran chicas como estas, por que serian la tentación del pastor, pero no es así, aunque sigue siendo merecedora de la admiración de los caballeros, la envidia de las mujeres, y de la mención en esta historia.-hola, dama Dios le bendiga. , -no pude ver sus ojos por las gafas oscuras, pero estoy seguro que me conoció cuando me dijo, -amen y a ti también joven. -Antes de cruzar el umbral hacia la zona VIP del estadio.

Al inglesar a las grada isquierda del estadio bajo el cielo despejado me encuentro con los demás conocidos, Marilis mi líder de jóvenes al verme de lejos me mostró el pectoral que sumado al distintivo me hacían de ujier, -hola Marilis, pues mira, hoy no seré hoy ujier por que victoria no me llamo,¿tu sabes por que victoria no me llamo? si esto fuere una filmación es donde me enfocarían completo asiéndose dejar ver el pectoral que Marilis me puso mientras yo dormidamente hablaba.
Oh,, ya soy ujier me costo pero no todos tienen este lujo, ese pensamiento fue interrumpido por “Viejo, dime haber” -Memin, me saludaba-, Es el baterista de la iglesia últimamente nos hemos estado juntando mucho y nos hemos vuelto muy buenos amigos, -aquí tu ves- pero el tenia el uniforme de capitán de ujier, pero tu como puede ser, capitán de… como lo hiciste, -bueno llame pregunte que si había lugar para mi y victoria me dijo que faltaban unos capitanes de ujier.

El día transcurre en paz entre las pruebas de sonido, ay poca gente, Junior esta a la vista, me sentare mas tarde con el. Me toco como compañero Guido el mimo de mi iglesia. su vida es una pantomima su persona irradia arte, no recuerdo la ultima ves que lo oí hablar, los que iban llegando los halaba con la soga invisible, responde con señas a todas las preguntas y les hacía una rutina a cada persona, así que la mayoría del tiempo yo estaba solo.

Y en mi primer momento de respiro, miro alrededor para relajarme, vaya vaya, es ella, la recuerdo de la campaña de Benny Hinn, ambos éramos ujier ahora ella es capitana, cruzamos varias palabra en aquella ocasión y hoy esta aquí de nuevo. Ella me conoció, y me saluda, pero yo estaba perdido en sus ojos claros y cabello lacio azabache. Y al despertar solo le pude sonreír. Y al voltearme ahí estaba otra que también conocía pero esta no me iba a saludar, no después de haberle roto el corazón, se que me perdono pero ahora espero mi propio perdón. Sigue hermosa, eso es lo único que pude apreciar antes que su mirada chocara con la mía y nos hiciéramos los desentendidos.

-Dime, Memin. –
-aquí, bajando raya. -es una expresión local para: abusando de la autoridad-
-Como anda el ambiente,- le pregunte con sonrisa cómplice.
-muy bien, con ojos alimentados. Eh visto un par de cosas lindas… -continúo.– Memin tiene un par de semana que termino con su última novia que era de otra congregación por que en la nuestra “ya tiene fama”.

– pero, para que viniste tu –risueño me respondió
-para servir…
– ah si, y para buscar novia no? – lo mire fijamente, de la forma mas indignada que pude encontrar en mi bolsillo a lo que su semblante cambio a pastor legalista.
-Si, también –me dijo-
-Somos dos.
-brother, ay que salir con algo de aquí. Mira eso –se;alendo una rubia-
-si, además conozco testimonios como el de Dante Gebel, que conoció su amada esposa en
una campaña de Carlos Annacondia.
-y dime no te sientes carnal
a lo que al unísono respondimos: NOoo.
-esta es la realidad, el ochenta por siento de los jóvenes lucha contra el sexo, el vente restante simplemente no lucha. Y les da riendas suertas. Yo almenos no soy de esos, yo lucho, pero lo requerido tampoco busco laceralme. Y a quella –in terrumpion se;alando la de melena casta;a que desendia a la sintura.
-Una hermosa creacion de Jehova.

Las personas ya empezaban agolparse, y Memin al ver que Guido seguía encerrado en su papel de mimo
se quedo ayudarme. De un campa;a se busca salir con una de tres cosas, con uncion o con un reatificante sentido de servicio y con novia, yo buscaba salir con las tres. otros creerian que el servicion le daria uncion y la uncion la novia, la diferecia conmigo es que no le pongo orden de llegada y creanme que cual sea el orden que yo le diara le sentido de servicio quedaria de ultimo.

y ahí esbamos dos chicos contra un estadio de confeties jovenes bellas para todos los gustos, en algun lado estaba ella mi meta de estos tres dia.

Esperanza de Trolla

Cerca de allí estaba Lesli, la directora de danza de mi iglesia, es de las más estable espiritualmente de mi congregación, a no ser por su “Talón de Aquiles”. mejor dicho por su Aquiles, por que los años pasan y no aparéese. Y sus muros continua impenetrable, así que su oración diaria es por ese caballo, que le declare la guerra y todo arda por el fuego.

Estaba como ujier y entre instruía a las personas por cual era el camino a tomar, el silencio que empesaba a guardar el estadio era espectante por las prueba de sonido, cuando Lelis escucha el grito esterico de una joven, que apretaba el celular, con ojos exaltados: no, no es verdad, Dios me dijo que lo iva salvar, de -inmediato los ujieres se ponen alerta, al ver que estaba pasando- se acercaron, al acercarse Lesli fue entendiendo, por lo que ella espresaba, -el no estaba muerto,- grito, la joven. Lelis le pregunto desde unos metros que se encontraba, a los que estaba al lado de quien gritaba: alguien anda con ella?. Y al ver que nadie andaba con ella,
– pero ella seguía apretando el celular contra su oido.- el no esta muerto, depiertalo, mañana yo lo voy a traer a la campaña.

Lesli con respeto se abrio paso entre los asiento del estadio asta llegar a lajoven exartada; colocando su mano sobre la esparda le pregunto, hola, que te pasa.?.
la joven con los ojos en lagrima y colocandose de pies, repondio: me acaban de llamar, para decirme que mi papa se abia muerto.

Ante tal informacion Lesli quedo desarmada para la ocejeria.
pero el no es cristiano –prosiguio esta joven- mientras se preparava para salir.
Lesli: pero mira ten mucho cuidado de camino, y recuerdad Dios esta en control,

El joven que ob servaba callado sentado a su lado, al escuchar, se sintio conmobido y se ofrecio para encaminarla
-yo te encamino –
lesli: cueal e stu nombre, preguntadole a la joven:Esther ;
El caballero salio con ella, fuera de la vista de Leslis dejando con un incomodo sentimiento de suspenso.
pensando tal ves no la volveria aver.

Por este lado memin y yo continuamos diciendoles a las personas… avancen por favor no agan tapones por favor. mientrasque guido es primiado por sus espetaculos con besitos que marcaban una sonrrisa la cual por poco juraria que el alco que esta formaba podria tocar ambas orejas.

sorpresa rosa, quien entra por esa tumurtuosa puerta es nuestro amigo Gari un adolesente con todos los probremas que esto implica, ademas que es de los que quieren caer bien con todos asi es un tando dado a ser complasiente, pero el no es quien brilla sino lo que trae de la la mano, cosecha de 16 años cabello risado rubio, mejillas rosas, y mirada de “Oop. I do it again!”. Nunca Memin saludo tan amigable y fraternarmente a Gari,- mi hermano como tu estas, se llama Rosali respondio… decodificando la esesiva muetra de amistad de Memin.
loque continuo fue el acuerdo silente, de los ojos en el aire entre este vino nuevo y Memin. Podria incubrir a mi ami amigo y decir que Rosali paredia de 24 la misma edad de Memin, pero NO. Parasia de 16. a no ser por esa mirada de “Oop. I do it again”, y como adolecente inocente que conociendo sus punto deviles (falta de profundidad en las palabras) y su armas fuerte (la pervercion de los hombres) ataco. No pronunciado ninguna palabra y solo dejandose evaluar de mi amigo Memin “el catador”

-Gari, nos vamos a sentar por aquí arriba.
-si serca. -enfatiso Memin-

Este era el panorama para cuando sesaron las pruebas de sonido y salio el primer individuo a tarima. Quien oro y dio inicio al evento, Quien era?, Es el que no presentan pero su humildad cristiana le impide presentarse asi mismo, Las treinta y ocho mil personas nunca sabran pero yo si, mi pastor.

Continuara

2 responses to “UJIER : una novela de Una historia de servicio, unción y tentación. part2

  1. Pingback: Ujier | TagHall

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s